PWRecurso%203SCD_edited.png
  • Edwin Ariza Marín

Transformación extrema

¿Sabías que las gallinas ciegas se convierten en escarabajos? Cuando nos hablan de la metamorfosis imaginamos el clásico ejemplo del renacuajo que se transforma en sapo o de la oruga que se transforma en mariposa. Sin embargo en la naturaleza existen múltiples ejemplos de este fenómeno, muchos de los cuales ocurren más cerca de lo que pensamos. Y dentro de los insectos es donde podemos observar los cambios más drásticos.


Para comenzar, la metamorfosis se puede definir como un cambio físico y/o fisiológico que ocurre en el ciclo de vida de un animal, dicho cambio puede generarse cuando el organismo supera con éxito una etapa de su ciclo de vida; sin embargo las condiciones del ambiente que lo rodean pueden acelerar o retardar el proceso.


Los insectos son el grupo animal más diverso y abundante sobre la tierra, viven en casi todos los ambientes excepto en el mar y en los polos, y a su vez se encuentran en cada uno de los niveles de la cadena alimenticia. El gran éxito de este grupo animal ha sido atribuido en gran parte a la aparición de la metamorfosis, pues en las especies que tienen metamorfosis generalmente los adultos se alimentan de un recurso diferente a los estados juveniles o viven en un ambiente diferente, evitando la competencia entre padres e hijos.


Larvas y adultos de diferentes insectos. A la izquierda está una libélula o turix (Aeschna cyanea), en el centro un megalóptero, y en la derecha un escarabajo elefante o kuklim (Megasoma elphas).



La mayoría de los insectos sufren cambios abruptos durante su ciclo de vida, a tal punto que no pensaríamos que son lo mismo. Todo comienza por un huevo del cual sale una larva, la larva se va a alimentando y a medida que aumenta su tamaño cambia su cuerpo por uno nuevo, hasta llegar a un punto en el cual factores del ambiente que la rodean fomentan un cambio a un estado de pupa (crisálida en mariposas). Dentro de la pupa ocurre una reorganización completa del cuerpo y una vez ha culminado emerge el adulto, que se diferencia de la larva por su forma, el desarrollo del aparato reproductor y la presencia de dos pares de alas.


¿Si el adulto es el cargado de reproducirse y por ende mantener la especie, porqué no sale un adulto directamente del huevo? ¿Por qué ocurre un cambio tan drástico? A pesar de no poder reproducirse, la larva es una etapa muy importante en el ciclo de vida en la que el organismo se nutre y obtiene los recursos que va a usar como adulto, ya que en muchas ocasiones los adultos no pueden alimentarse y viven solamente para reproducirse. La etapa de larva puede aumentar o disminuir dependiendo de las condiciones del ambiente que la rodean, y generalmente culmina de forma simultánea en varios organismos de la misma especie, lo cual genera que emerjan grandes cantidades de adultos. Es decir, gracias a esta etapa los adultos emergen cuando el ambiente es favorable para reproducirse y poner huevos, garantizando el éxito de la siguiente generación.


Así que cuando vean un insecto no lo miren con desagrado, ese pequeño animal tiene una increíble historia que contarnos, ya sea de cómo vive, se comporta o se desarrolla.


Tel. 999 100 5649

sociedac@gmail.com

Todos los derechos reservados. Sociedad Científica de Dzan AC, 2019.